• Judit Acs

Sobre el cambio de percepción de lo que creíamos que es/era

Cuando uno emprende el viaje hacia el autodescubrimiento, practica la auto-escucha cada día, no puede retroceder. Puede parar y aparcar pensamientos, pero las emociones se quedan estancadas esperando a que finalmente sean liberadas. Para que se puedan ir estas emociones, hace falta reconocerlas, llamarlas a su nombre para poder darles una despedida adecuada.

Todo es movimiento, todo es cambio, aparte de la esencia que es eterna, y penetra todo lo que es.

La percepción que tenemos sobre dinámicas en las relaciones personales, familiares, de amistad; también puede cambiar. A veces sin darnos cuenta y a veces porque nos volvemos más conscientes. Cuando algo duele, molesta y siempre vuelve a incomodarnos es porque necesita un cambio de mira. Las relaciones que nos hacen sentir dolor, irritación, rabia, miedo, falta de conexión, están allí para enseñarnos que necesitamos ver algo en un contexto distinto. Esto requiere práctica.

El primer paso es tomar la decisión y decir: a partir de este momento cambio mi chip, cambio mi manera de ver el comportamiento de tal persona, entiendo porque es así, pero no me involucro, lo veo por lo que es y me libero de la carga que significa llevar las emociones negativas que me hace sentir.

Después cada vez que me doy cuenta de que vuelvo a sentir lo mismo y vuelvo a entrar al patrón anterior; lo noto, vuelvo a tomar conciencia, vuelvo a llamarlo a su nombre para liberarme una vez más de la carga. Hasta que poco a poco se va, todo se vuelve a colocar a su sitio, normalmente llegando a un equilibrio más profundo.


7 views0 comments